Skip to content

Ser casa de acogida es una de las experiencias más enriquecedoras que se pueden tener. Es cierto que es duro separarse de los animales acogidos cuando son adoptados, pero saber que hemos hecho posible que su vida cambie de estar en la calle a encontrar una familia, lo compensa con creces. En nuestra asociación somos muy estrictos a la hora de dar un animal en adopción y estamos en contacto con todas las familias adoptantes, por lo que puedes estar tranquilo que tu animal acogido acabará en buenas manos.

Las casas de acogida tienen todos los gastos de manutención del animal pagados, tanto veterinarios como de alimentación, salvo que quieran hacerse cargo de los mismos o de una parte. Agradeceríamos que contaseis con un arenero, comederos y camita (y, si es posible, rascador y transportín), aunque si no es posible, os prestaremos unos de la asociación.

Para poder conocer las características de cada familia de acogida, necesitamos que nos rellenéis el cuestionario que encontraréis a continuación. Nos pondremos en contacto con vosotros lo antes posible. Algunas preguntas también están enfocadas a una posible adopción futura porque sabemos que a veces surge el amor y la acogida se convierte en una adopción para siempre.

Muchas gracias.

Siendo casa de acogida estás brindando una oportunidad a que uno de nuestros gatos encuentren una familia para toda la vida.