Todos estos gatitos se encontraban en situación de desamparo y tenían caracter de gatos caseros. Por ello la Asociación Doganzo se hizo cargo de ellos y decidió buscarles un hogar. Actualmente tenemos contacto con todas las familias y nos cuentan lo bien que están y lo felices que son en sus hogares.